Blog - Nuevo Mundo Viajes

¿La Patagonia está al final o al principio del mundo?

Cuando llegues a la Patagonia dudarás si estás visitando el comienzo o en el final del mundo. La belleza del paisaje es tal, que experimentarás la sensación de estar entrando a una especie de postal, de montañas rocosas cubiertas de nieve, bosques infinitos que cambian de color según la estación, aguas de un azul sólido y brillante. Como bien expresó Malfalda, una argentina universal, cuando la vio por primera vez, “¡¡Dios mío!! ¡Esto es tan hermoso, que los hombres se las van a ver figurillas para echarlo a perder!”.

Parque Nacional Torres del Paine

La Patagonia tiene una energía especial. Sentirás un “no-se-qué” sea cual sea su plan de viaje, que pude ir desde contemplar glaciares, caminar por los bosques, navegar sus islas y bahías habitadas por animales de fábula como ballenas, pingüinos, lobos marinos, focas, entre muchos otros. El viaje también puede decantarse por saborear sus frutas, vinos y su excepcional cordero, en una suerte de catálogo de opciones que luce inagotable.

Una ruta de viaje puede comenzar en la ciudad de Ushuaia. Tiene el atractivo de ser la más austral del planeta, es decir, la que está más hacia el sur. Asentada sobre un increíble escenario natural a orillas del Canal de Beagle y rodeada de los Montes Martial, también es famosa por sus historias de exploradores que la tomaban como punto de partida hacia la Antártida.

Con los años, se ha modernizado y cuenta con todas las comodidades y conexiones.  Pero sigue manteniendo su apariencia original con lindas y coloridas casas de madera, de hecho, vale la pena dedicarle tiempo, con sus museos, vistas y entablar conexión con los ushuaienses.

Desde Ushuaia una de los mejores planes es visitar el Parque Nacional Tierra del Fuego. Abarca 63.000 hectáreas del extremo austral de la Cordillera de los Andes, donde sentirá una inexplicable atracción por un paraje donde parece que todo es distinto: la limpieza del aire, el azul del cielo, el olor de la tierra y del mar, el brillo del agua donde parece que nacen estrellas.

Sentarse a contemplar el atardecer desde aquí, será un momento estelar en tu vida, porque no darás crédito a intensidad de los colores del cielo.

Los glaciares no son como creías

La primera vez que estés parado frente al glaciar Perito Moreno, sentirás una mezcla de emociones increíbles. Por una parte, comprenderás lo majestuosa y frágil que puede ser la naturaleza, te convencerás que hay paisajes que no importa cuántas veces los veas en fotos, que no lograrás encuadre que le haga justicia a la realidad. Cuando veas ese río de hielo gigante moviéndose lentamente quebrándose al tocar el agua, no te quedará más remedio que sentirte conmovido. No hay una sola crónica de viaje que no confiese quedarse sin palabras ante tal espectáculo natural.

Para llegar al Parque de los Glaciares, el mejor punto de partida es la ciudad de Calafate. Población pequeña, acogedora y cómoda. Seguramente, el plan central será ir al Perito Moreno, que, dependiendo del tiempo disponible, podrás visitar observándolo desde un mirador, navegado o caminando sobre su nieve y entre sus grietas. Entonces, te embelesarás con las formas caprichosas del hielo, sus colores, reflejos y al cerrar los ojos, con el sonido inusual del viento.

Patagonia será un viaje del que hablarás el resto de tu vida, te sentirás privilegiado por conocerla y disfrutarla.

Agregar Comentario